Invertir para aprovecharte del progreso del mundo

El mundo crece de forma exponencial. Cada año es mejor que el anterior. La innovación continua ha provocado que la calidad de vida de las personas sea mejor año a año. Nunca en la historia ha existido una época tan buena como la de este año, pero el año que viene será mejor. Y el siguiente mejor aún. Y así sucesivamente…

Este mantra de que estamos en la mejor época de le historia es indiscutible. Eso sí, no todos nos beneficiamos de ese progreso por igual.

Los más pobres son más ricos que hace 50 años, pero los más ricos son mucho más ricos que los más ricos de hace 50 años. La riqueza ha mejorado en todos los niveles de renta, pero han sido los más ricos los que se han beneficiado más.

¿Por qué es esto? Pues básicamente porque los más ricos son propietarios de empresas, que son las que entidades que generan riqueza en nuestra sociedad.

Pero, un momento, ¿hay alguna forma mediante la que una persona de clase media pueda ser propietario de las empresas que generan mayor crecimiento? Es decir, ¿puede ser una persona normal y corriente propietaria de las empresas que están revolucionando el mundo, como Amazon en el mundo del comercio electrónico o Google o Facebook en el sector de la publicidad?

La respuesta es sí.

Una persona normal y corriente puede beneficiarse del progreso del mundo siendo propietario de las empresas que generan este crecimiento. ¿Cómo?

Invirtiendo en estas empresas.

Invierte en empresas

Podemos invertir en empresas de muchas clases y tamaños, desde la panadería del barrio hasta grandes compañías multinacionales. La lógica que impera en el mundo de la inversión es poder sacarle un rendimiento al dinero que inviertes.

Las empresas utilizarán ese dinero para hacer crecer su negocio, mientras que tú te convertirás en socio o partícipe del negocio. Es decir, serás propietario del negocio y por tanto participarás en los beneficios (y las pérdidas) que ese negocio obtenga. Por ello, invierte solo en aquellas compañías que crees que van a hacerlo bien, que van a crecer.

invertir es el paso lógico para sacar rendimiento a tu dinero

Esto no es una tarea tan sencilla, pero existen muchas técnicas que te pueden ayudar. Por ejemplo, si la panadería de tu barrio está siempre llena, eso significa que el negocio va bien.

Yendo a un plano superior, si todos tus amigos utilizan Facebook o Instagram, eso es que el negocio va bien. Puedes hacerte una idea de cómo va un negocio viendo a tu alrededor.

Esa es la técnica que utilizaba el famoso inversor Peter Lynch, y no le ha ido nada mal. En su libro «Un paso por delante de Wall Street» nos cuenta como lo hacía. Es el libro más recomendado para inversores que están empezando, pues en él se recogen los principios básicos de una inversión racional y prudente.

A mayor tamaño, más fácil invertir

El problema es que meter tu dinero en una empresa o proyecto no siempre es fácil. Puedes llegar a un acuerdo con el propietario de un comercio, pero la información no es del todo fiable.

Cuanto mayor es una empresa, mayor información dispondrás, y más garantías tendrás. Las grandes empresas están obligadas a presentar sus cuentas anuales y estas son públicas, por lo que podrás consultarlas en todo momento.

Además, las grandes empresas pueden llegar a cotizar en mercados secundarios para tener más facilidad de obtener financiación por parte de inversores.

Por ello, si no quieres complicarte mucho, invierte en grandes empresas, las empresas que más valor crean. Obtén beneficios del crecimiento de los grandes empresas.

Que Amazon vende un 20% más este año y sus beneficios crecen al unísono, yo me puedo beneficiar.

Que Apple saca un nuevo iPhone que compran millones de personas, yo me puedo beneficiar.

Que Netflix ha captado a varios millones de usuarios este año, yo me puedo beneficiar.

Gracias al mercado de capitales podemos beneficiarnos del progreso mundial, poniendo nuestros ahorros en aquellos activos que pensamos que más van a propiciar ese crecimiento mundial.

No somos conscientes de lo fácil que lo tenemos hoy en día para aprovecharnos de este progreso. A partir del ahorro y la inversión, lograremos sacar unos beneficios que pueden llegar a ser astronómicos.

¿Cómo invertir en empresas?

Para invertir en empresas no hace falta estar muy metido en el mundillo. Cualquier persona puede convertirse en inversor conociendo algunos términos básicos.

La forma más común de invertir en empresas en comprando acciones de compañías.

Pero si no sabes muy bien dónde meter tu dinero, apuesta por el progreso del mundo. Puedes invertir en unos instrumentos llamados fondos indexados que apuestan por un determinado sector, país o empresas. Y si no quieres complicarte, apuesta por el progreso mundial a partir de un fondo indexado que replique las principales bolsas del mundo.

Un fondo indexado es un instrumento que replica el comportamiento de un índice. Un índice es un listado de empresas que tienen una serie de características comunes. Los índices más comunes son los que invierten en un país determinado. Por ejemplo, el IBEX 35 en España o el DAX 30 alemán.

Pero también tenemos índices que invierten en un determinado sector, como la biotecnología la o salud. Otro criterio es el tamaño de las empresas. Por ejemplo, el SP500 invierte en las 500 empresas más grandes de Estados Unidos.

Invertir en índices es la forma más cómoda de invertir en empresas a la vez que diversificas.

Ten en cuenta que el crecimiento del mundo es propiciado por el crecimiento de las empresas. Por lo que estar invertido en ellas es apostar por el crecimiento del mundo.

A pesar de posibles crisis que puedan ocurrir de vez en cuando, el progreso de la humanidad es imparable. A largo plazo siempre va a ver crecimiento.

Es cierto que hay décadas en la que se crece mucho y décadas en las que apenas se crece, pero si estás siempre invertido, podrás aprovecharte de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *